Cómo multiplicar tus inversiones por dos en 2018

12 Sep
donde invertir 30000 euros en 2018

By: fa5d7bf14a

Consultancy / Investiment / Investment Guidence / Profit & Wealth

Comentarios: No hay comentarios.

 

Después de mucho esfuerzo y trabajo, has conseguido ahorrar unos 30.000€, pero ahora te estás empezando a plantear cuál es la mejor opción: dejar ese dinero en una cuenta de ahorros y no tocarlo más hasta que sea necesario, o invertir y conseguir que tus ahorros se multipliquen.

Nosotros pensamos que la segunda opción te va a dar muchísima más rentabilidad y aquí vamos a explicar por qué.

¿Ahorrar o invertir?

El concepto de “ahorrar” puede parecer muy atractivo a simple vista, pero actualmente tener tus ahorros ‘parados’ no es una buena opción, ya que no te va a proporcionar ningún tipo de rentabilidad. ¿Y esto por qué? Pues porque los bancos cada vez ofrecen unos tipos de interés más bajos, más próximo del cero que del 1 y el dinero deja de producir beneficios, por lo que de esta forma no perderás dinero, pero tampoco ganarás nada teniéndolo ahí.

En la otra cara de la moneda tendríamos la inversión, que aunque supone más riesgo que el ahorro, el hecho de estar moviendo el dinero permite conseguir una rentabilidad mayor. La idea de realizar una inversión consiste en comprar bienes que te vayan a proporcionar bienes mayores a largo plazo.

Por eso, si eres de los nuestros y piensas que invertir es la mejor opción pero no sabes dónde invertir 30.000€ en 2018, sigue leyendo porque vamos a darte algunas ideas.

 

<< Empieza a formar parte de nuestro Club de Inversores >>

 

¿Dónde invierto mi dinero?

Mercados de renta variable: Generalmente, cuando la gente habla habla de la Bolsa, se refiere a este tipo de mercados y cuando habla de productos de renta variable, se refiere a las acciones que emiten algunas empresas con el fin de financiarse.  

Este año está siendo muy positivo para las Bolsas mundiales, por lo que las valoraciones están en máximos relativos y el margen de error es muy pequeño. Invertir en acciones consiste en comprar dichos productos y aprender a conocer cuándo venderlos a un precio superior y/o recibir dividendos a cambio de ellos.

Las ventajas que ofrece la compra de acciones es que se mueven y venden con mucha rapidez, por lo que el grado de liquidez es alto, además, a largo plazo tienen un potencial de rentabilidad muy alto. En cambio, la desventaja que tiene es que su riesgo es muy alto, ya que el valor de las acciones está condicionado por factores políticos, económicos y sociales, por lo que en cualquier momento puede bajar su precio.

Mercado de renta fija: Invertir en fondos con renta fija suele ser lo más común, ya que supone un riesgo muy bajo. Al contrario que en los fondos de renta variable, el funcionamiento es muy sencillo y no requiere de demasiados conocimientos previos ya que todo el proceso lo gestiona la entidad financiera con la que trabajes.

Para empezar a invertir en este tipo de mercado deberás buscar una entidad, la cual te ofrecerá un porcentaje de rentabilidad determinado a cambio de que mantengas tus fondos con ellos durante x tiempo. Una vez finalizado este tiempo, será cuando cobres los intereses pactados al inicio.

Mercado de divisas: Esta opción para invertir presenta grandes riesgos y hay que tener bastantes conocimientos y experiencia en el ámbito. El mercado de divisas se denomina Forex y en él se lleva a cabo la compra-venta de divisas de cualquier parte del mundo, ya sean euros, libras, dólares o yenes.

Si se  conoce el funcionamiento de esta, puede ser una opción muy eficiente, ya que el precio de las divisas puede ser más alto que el que puedan ofrecer en bancos o casas de cambio.

El funcionamiento de esta actividad consiste en negociar con pares de monedas, por ejemplo euro/dólar, dólar/libra, euro/libra… y comprar una a cambio de vender la otra según la idea de que el valor de una va a crecer y el de la otra va a bajar. El cambio de valor de las mismas se basa en la ley de la oferta y la demanda, variables macroeconómicos y aspectos políticos, por lo que es un mercado muy volátil.

Compra de inmuebles: Puesto que la gente siempre va a necesitar una casa para vivir, esta es una opción de inversión interesante. Consiste en comprar un inmueble, ya sea una casa, un terreno o un local, para más tarde venderlo a un precio superior o alquilarlo y tener una renta mensual y fija.

Esta forma de inversión, además de ser segura, supone un riesgo bajo y rentable, ya que como hemos mencionado anteriormente, las personas necesitamos un lugar donde habitar, por lo que es difícil que los bienes inmuebles pierdan valor con el tiempo, y si lo pierden en algún momento, volverá a aumentar más adelante. A pesar de la facilidad que presenta esta operación, es importante tener un buen capital que invertir y una serie de conocimientos que nos darán las claves para elegir correctamente el inmueble que se va a comprar.

Club de inversión: Una buena idea para invertir tus ahorros puede ser la de ayudar a jóvenes emprendedores que buscan lanzar al mercado sus startups pero no pueden por falta de capital. Si lo que buscas es formar parte activa de un nuevo proyecto, ser parte de un club de inversión puede ser tu mejor opción.

¿En qué consiste este tipo de club? Un club de inversión no es más que una agrupación de personas que invierten una parte de sus ahorros en un fondo común buscando ayudar a jóvenes emprendedores con grandes ideas y proyectos pero pocos recursos para sacarlas a la luz. Todos los componentes del club, deciden conjuntamente qué proyecto empresarial o startup puede tener más proyección en un futuro para así invertir en él, ya que de este dependerá que la rentabilidad sea mayor o menor pasado un tiempo.

Además, si formas parte de este club no solo invertirás capital, sino que tendrás la posibilidad de aportar contactos y experiencia. Puesto que a este club puede acceder gente de distintos perfiles y ámbitos empresariales, habrá una gran variedad de ideas y perspectivas, lo que enriquecerá el networking y el proyecto en sí mismo.

Pero la gran ventaja de este club privado de inversión es que puedes formar parte de grandes proyectos, sin necesidad de invertir cantidades astronómicas. Esto se debe a que  todos los inversores que forman parte de él deben hacer una inversión y con la suma de todas estas se puede disponer del suficiente capital para poder realizar inversiones más ambiciosas.

Antes de decantarte por una de las distintas opciones de las que hemos hablado en este post para invertir tu dinero, es importante que estudies muy bien cada una de ellas, medites el riesgo que quieres correr y la rentabilidad que quieres conseguir. Deberás ser consciente de las opciones que has tomado y en base a qué te has decidido por ellas y recuerda que no puedes esperar tener un enorme retorno de capital si no vas a asumir ningún tipo de riesgo.

cta-contacto-seed

Deja un comentario